Ayudas naturales para combatir la depresión y ansiedad

¿Estás en un estado de ansiedad transitorio o continuo? ¿Padeces depresión? ¿Buscas una alternativa o acompañamiento a la medicación? ¿Te has preguntado que opciones existen para apoyar estos estados?

En este post te voy a hablar de algunas alternativas que existen para dar apoyo ante una depresión y/o ansiedad, y te hablo de ello en primera persona, porque las he atravesado, y experimentado con estas opciones y con buenos resultados.

Definición de depresión según la Wikipedia:

La depresión (del latín depressio, que significa ‘opresión’, ‘encogimiento’ o ‘abatimiento’) es el diagnóstico psiquiátrico que describe un trastorno del estado de ánimo, transitorio o permanente, caracterizado por sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad, además de provocar una incapacidad total o parcial para disfrutar de las cosas y de los acontecimientos de la vida cotidiana (anhedonia). Los trastornos depresivos pueden estar, en mayor o menor grado, acompañados de ansiedad.

Lo primero a tener en cuenta sería saber el grado de depresión de la persona, hay depresiones leves o pasajeras que todos hemos podido experimentar en algún momento y otras más profundas y largas que se llevan arrastrando durante años.

Los estados de ansiedad pueden ser causados por cosas puntuales o pueden ser continuos y a la larga pueden derivar en una depresión si no se tratan a tiempo.

Lo ideal cuando hay una depresión profunda, o larga en el tiempo, es iniciar una terapia psicológica-emocional  para ver dónde están las causas de esta depresión, dónde comenzó, cuál es su origen y trabajar desde la profundidad. Normalmente es un largo camino en el que hay que tener de compañeros la paciencia, la confianza la esperanza y la voluntad. Buscar el apoyo de los seres queridos si es posible y claro está un buen profesional.

Si he de decir que estas opciones de las que te voy a hablar pueden ir apoyadas de un tratamiento con fármacos o no, según el grado de depresión o ansiedad, eso es una decisión de cada uno y una cuestión a tratar con el médico también.  Hay personas que sienten mejoras y quieren reducir o eliminar el tratamiento, pero nunca se ha de hacer sin la supervisión de un médico, si hoy tomas la medicación y mañana no, o de repente vuelves a tomarla, puedes generar grandes desajustes en el organismo y nunca debes exponerte a esto, tu salud y tu fragilidad están en juego.

En los procesos de depresión que he acompañado a algunos pacientes, he utilizado distintas herramientas como son:

La Acupuntura

Es una herramienta poderosa que trabaja los desequilibrios energéticos, existen puntos de acupuntura específicos que ayudan a calmar el sistema nervioso (enterate para que otros beneficios te sirve la acupuntura aquí), que son sedantes y otros puntos que pueden ayudar a aliviar el estado de tristeza.  En la Medicina Tradicional China existe la teoría de que un hígado que está en desequilibrio energético, puede llegar a producir irritabilidad, depresión, ansiedad. Y es que nuestro hígado es un órgano que se encarga de limpiar la sangre de impurezas, y cuando se sobrecarga puede generar malestar.

La Acupuntura acompañada de una buena depuración y una nutrición adecuada, pueden ayudar a regular nuestro sistema digestivo, hormonal y nervioso. También influirá por ende en nuestro estado emocional. Por ejemplo el hígado se asocia a la ira, irritabilidad y rabia, el pulmón a la tristeza, el riñón al miedo, el bazo- páncreas a pensamientos obsesivos, en la vesícula biliar reside la valentía, en el riñón la voluntad. Si regulamos a nivel energético estos órganos también nos influirá en nuestro estado emocional, y puede ser un apoyo.

Otro caso sería la depresión pos-parto, que en algunos casos viene dada por una pérdida grande de sangre durante el parto, en estos casos la acupuntura es un buen complemento, ya que ayuda a que la generación de sangre por parte del organismo sea más rápida.

La fitoterapia y la nutrición ortomolecular 

Son una serie de químicos que no tienen efectos secundarios y pueden ayudarnos a regular el sistema nervioso. Lógicamente no tienen un efecto tan potente como el de un fármaco antidepresivo o ansiolítico.

Las Flores de bach

Son un remedio floral que ayuda a equilibrar estados emocionales, se identifican estos estados y se hace la toma de flores, y se va revisando cada cierto tiempo porque hay estados que van variando, y entonces se cambian también los remedios. Si bien es cierto que es más difícil que funcionen cuando se está tomando medicación, yo he tenido experiencias positivas con algunos pacientes que la estaban tomando.

Puedes mirar algo más sobre las Flores de Bach aquí

La técnica Sacro-craneal

Ayuda a liberar estructuras del cráneo columna vertebral y sacro, favoreciendo el flujo del líquido encefalorraquídeo, tiene una acción calmante sobre el sistema nervioso autónomo,  y al soltar estas estructuras a veces se dan liberaciones emocionales que estaban ancladas del pasado y no nos permitían avanzar.

Estas son las herramientas con las que trabajo, pero no olvidemos de que la depresión también es un padecimiento del alma y el alma también hay que cuidarla y alimentarla. Así que hay que darse uno mismo todo el cariño, la comprensión y la benevolencia posibles, y sacar la fuerza y buscar los apoyos adecuados para conectar con la alegría de vivir, con aquello que nos nutre y nos ilusiona.

Encantada de compartir con vosotros mis conocimientos y experiencia. Si tenéis alguna duda o consulta podéis escribirme en el formulario de contacto y estaré encantada de ayudaros.

Elisa Álvarez Vidales
Naturópata, Acupuntora y Osteópata titulada.

 

1 Comment

Post A Comment