Flores de Bach

El Dr. Edward Bach  se formó en La Universidad de Birmingham y el University College Hospital de Londres como cirujano, patólogo y bacteriólogo.

Tras años de formación y práctica de la medicina más tradicional,sus inquietudes le llevan a trabajar en el Hospital Homeopático de Londres, donde investiga y clasifica distintas cepas bacterianas, lo que le lleva a crear 7 vacunas homeopáticas.

Su contacto con la obra de Hanneman (padre de la homeopatía), y de otros homeópatas como Schüssler( el creador de las sales tisulares que llevan su nombre), Skinner, Clarke, Wheeler, y Tyler que participaban en el llamado Cooper Club dedicado a revisar y asentar las bases de la Espagíria; y su  experiencia de trabajo con los Nosodes, le llevan a crear un nuevo sistema de tratamiento con un nuevo paradigma:

“La enfermedad es, en esencia, el resultado de un conflicto entre el alma y la mente por lo que nunca se erradicará sin un esfuerzo espiritual y mental” 

El Dr. Bach se centró en ayudar en ese esfuerzo espiritual y mental.  Asi que decidió buscar remedios que ayudasen a las personas a encontrar la coherencia interior necesaria para vivir en un estado de salud. Basándose entre otros trabajos en el  “Tratado de las Signaturas” y el “Herbario Completo” del botánico,espagirista y astrológo Nicholas Culpeper  creó 12 remedios florales: ” Los 12 sanadores”, para los 12 tipos psicológicos básicos .

Según el propio Bach “Hay fundamentalmente doce tipos primarios de personalidad, existiendo el positivo y el negativo de cada una. Tipos de personalidad que estan indicados por el signo del zodiaco en el que se encuentra la luna en el momento del nacimiento”.

Para Bach la “tendencia lunar” es el tema central del trabajo evolutivo, ya que es la que se hace patente en la enfermedad y durante las crisis. Es la tendencia inconsciente que nos lleva a refugiarnos en hábitos y comportamientos “insanos” que nos dan cierta seguridad o estabilidad. El signo lunar es el que domina nuestro Subconsciente y marca nuestra tendencia a caer en compulsiones.

Los doce curadores (Impatiens, Gentian, Clematis, Cerato, Vervain, Centaury, Scleranthus, Chicory, Agrimony, Mimulus, Water Violet y Rock Rose) nos ayudan a ser fieles a nosotros mismos en circunstancias que podrían desviarnos de nuestro camino o a volver a él cuando ya nos hemos desviado.

Tras un período de experimentación con los doce curadores, Bach advirtió que en la clínica muchas veces no resultaban suficientes.  Personas que se han acostumbrado tanto  a su enfermedad que esta parece ser una parte de su propia naturaleza … …han perdido mucho de su individualidad, de su personalidad, y necesitan ayuda para evitar el callejón sin salida en el que se han metido antes de que se pueda descubrir cual de los Doce Curadores es el necesario” . Asi que añadió 7 ayudantes( Gorse, Heather, Oak, Rock Water, Vine, Olive y Wild Oat) al sistema para completar un total de 19 remedios. Finalmente añadió otros 19 remedios indicados para los momentos más puntuales, o de transición o bien de crisis en los que el estado emocional corresponde más a un proceso de “desarticulación del yo”.

El Dr. Bach dió por terminado su trabajo con estas 38 esencias que ayudan a quien las toma a afrontar las distintas situaciones de la vida sin perder su equilibrio emocional ni su salud.

Cada vez son más los estudios que relacionan el estado emocional y psicológico con la salud física; disciplinas como la floreciente psiconeuroinmunología o los crecientes estudios sobre las relaciones entre el sistema endocrino y el estado psicológico no hacen mas que darle la razón.

Actualmente agrupamos estas 38 esencias en 7 grupos según la emoción central sobre la que trabajan, existiendo  5 flores en el grupo del miedo, 6 flores que tratan la incertidumbre, 7 flores para la falta de interés por el presente, 3 flores para la soledad, 4 flores para la hipersensibilidad al entorno, 8 flores para ayudar a superar los estados de desánimo y desesperanza y 4 flores para quienes sufren por su sensibilidad hacia los demás.

No Comments

Post A Comment